Uploader: Austin
Country: Japan
Uploaded: Jun 16, 2018
Price: Free

Please, verify you are not robot to load rest of pages

download sin conciencia robert hare pdf

Robert D. Hare
Sin conciencia
El inquietante mundo de los psicópatas que nos rodean
Título original: Without Consciente
Publicado en inglés, en 1993, por The Guilford Press, Nueva York y Londres
Traducción de Rafael Santandreu
A la memoria de mis padres, Yvonne y Henry, y a mi hermana, Charmaine
ISBN: 84­493­1361­9
A la memoria de mis padres, Yvonne y Henry
, y a mi hermana, Charmaine.
La   buena   gente   no   suele   sospechar   de   los   demás:     no
pueden   imaginarse   al   prójimo   haciendo   cosas   que   ellos   son
incapaces de hacer; normalmente aceptan como explicación lo
menos  extraordinario  y  ahí  se  acaba  todo.  Por otro  la­do,  la
gente normal se inclina por ver al [psicópata] con un aspecto
tan monstruoso como su mente, pero no hay nada más lejos de
la realidad. [...] Esos monstruos de la vida real suelen tener un
aspecto   y   un   comportamiento   más   corrientes   que   sus
hermanos   y   hermanas   normales;   presentan   una   imagen
virtuosa más convincente que la virtud misma, de la misma
manera   que   una   rosa   de   cera   o   un   melocotón   de   plástico
parecen más perfectos al ojo que el original que les ha servido
de modelo.
WILLIAM MARCH, The Bad Seed
SUMARIO
Nota del autor
Prólogo y agradecimientos
Introducción: El problema
1. En la piel del psicópata
2. Retrato robot
3. El perfil: sentimientos y relaciones 
4. El perfil: estilo de vida 
5. Control interno: la pieza que falta 
6. El crimen: la elección lógica 
7. Psicópatas de cuello blanco 
8. Palabras extrañas pero convincentes 
9. Moscas en la telaraña 
10. Las raíces del problema 
11. La ética de las etiquetas 
12. ¿Se puede hacer algo? 
13. Guía de supervivencia 
Epílogo 
NOTA DEL AUTOR
La psicopatía es un trastorno de la personalidad que se define por una serie de conductas
y rasgos de la personalidad característicos, la mayoría de los cuales son mal vistos por la so­
ciedad. Por lo tanto, diagnosticar a un sujeto de psicópata no es un asunto banal. Como
cualquier trastorno de la personalidad, el diagnóstico se basa en la acumulación de eviden­
cias. El sujeto debe satisfacer los criterios mínimos que definen el trastorno. Los casos que
figuran en mis archivos fueron diagnosticados con sumo cuidado, después de extensas en­
trevistas e informes. En este libro, los he disfrazado de manera que nadie pueda identificar­
los; lo importante lo que permanece inalterado son los hechos clínicos que intento describir
Aunque el tema de este libro es la psicopatía, no todas las personas descritas en él son
psicópatas. Muchos de los ejemplos están tomados de reportajes y noticias de la prensa, de
historias que me han contado, y no puedo asegurar que esas personas sean psicópatas, aun­
que algunas lleguen alguna vez a ser calificadas de esa manera. En todos los casos, sin em­
bargo, hay evidencia de que algunos aspectos de la conducta de la persona concuerdan con
el concepto de «psicopatía» o ilustran un rasgo o una conducta típica de este trastorno. Estos
sujetos pueden ser o no ser psicópatas.
Pero, de todas formas, su conducta nos ayuda a descubrir los distintos rasgos y las con­
ductas queSección1 definen la psicopatía. El lector no debería asumir que un sujeto es un
psicópata simplemente por el hecho de que su contexto sea similar al que se describe en este
libro.
PRÓLOGO Y AGRADECIMIENTOS
Los psicópatas son depredadores que encandilan, manipulan y se abren camino en la
vida sin piedad, dejando una larga estela de corazones rotos, expectativas arruinadas y bi­
lleteras vacías. Con una total carencia de conciencia y sentimientos por los demás, toman lo
que les apetece de la forma que les viene en gana, sin respeto por las normas sociales y sin
el menor rastro de arrepentimiento o piedad. Sus asombradas víctimas preguntan desespe­
radamente: «¿Quiénes son esas personas?», «¿Por qué son así?», «¿Qué podemos hacer para
protegernos de ellas?». Aunque estas cuestiones y otras relacionadas han sido objeto de es­
peculación clínica e investigación empírica durante cien años —y de mi propio trabajo du­
rante un cuarto de siglo—, ha sido en las últimas dos décadas cuando el increíble misterio
de la psicopatía ha empezado a revelarse.
Cuando acepté escribir este libro sabía que sería difícil presentar datos y argumentos
científicos de manera que el público los entendiese. Me hubiese sido más cómodo seguir en
mi torre de marfil académica, al solaz de esotéricas discusiones con mis colegas de investi­
gación, escribiendo libros y artículos técnicos. Sin embargo, en los últimos años hemos asis­
tido a un espectacular aumento de la divulgación de las manipulaciones y depredación de
los psicópatas. Los informativos muestran cada día más noticias sobre crímenes violentos,
escándalos financieros y  violaciones del  deber  público.  Incontables  películas  y  libros nos
cuentan historias sobre asesinos en serie, artistas de la estafa y miembros del crimen orga­
nizado. Aunque algunos de estos retratos corresponden a personalidades psicopáticas, mu­
chos otros no, y los medios de comunicación, la industria del espectáculo y el público no los
distinguen siempre. Incluso aquellos miembros del sistema judicial —abogados, psiquiatras
y psicólogos forenses, trabajadores sociales, agentes de la libertad condicional, policías, per­
sonal de correccionales— que trabajan a diario con psicópatas saben poco realmente acerca
del tipo de personas con las que tratan. Este fracaso a la hora de distinguir entre delincuen­
tes que además son psicópatas de los que no lo son tiene terribles consecuencias para la so­
ciedad, tal y como demuestra este libro. En un ámbito más personal, es probable que uno se
tropiece dolorosamente con un psicópata a lo largo de la vida. Por nuestro bienestar físico,
psíquico y financiero es crucial que sepamos identificar al psicópata, protegernos de él y mi­
nimizar el daño que nos pueda hacer.
La mayoría de la bibliografía científica sobre psicopatías es técnica, abstracta y difícil de
seguir por aquellos que carecen de estudios sobre el tema. Mi objetivo es traducir esa litera­
tura y hacerla accesible, no sólo al público general sino a los miembros del sistema judicial y
sanitario. He intentado no simplificar demasiado y no repetir lo que ya se sabe. Espero que
los lectores interesados usen las notas a pie de página para llegar a un conocimiento más
profundo del tema.
El enfoque científico de este libro refleja mi formación en psicología experimental y psi­
cofisiología cognitiva. Algunos lectores pueden criticarme por no haber dado mucho espacio